Las autoridades designaron a un patrullero, de acuerdo con Caracol Radio, para que esté haciendo permanente vigilancia en el edificio, donde al galeno le escribieron que si no se iba, mataban a su familia.

El secretario de Seguridad de Bogotá, Hugo Acero, señaló —según la frecuencia radial— que se comunicó con la familia y el médico amenazado para brindarles seguridad.

Acero, citado por la emisora, confirmó que el comandante local de la Policía y agentes de la Sijin estuvieron en el apartamento del profesional de la salud para atender este caso.

Pulzo se contactó con el representante del conjunto residencial que rechazó ese cobarde mensaje, que habría sido escrito por vecinos del galeno.

Lo que sucede es que, al parecer, fue alguien que conoce muy bien cómo son las cosas acá, y se mueve donde no hay cámaras. Por eso escribieron ese letrero, pero la compañía de seguridad del conjunto le hace seguimiento y estamos esperando el reporte de quiénes se movieron en los ascensores”, indicó el representante a este medio.

Mientras el gremio de la salud intenta salvar las vidas de los colombianos y ponerle el pecho a la emergencia del coronavirus —para que más ciudadanos le ganen la batalla a la pandemia— siguen siendo víctimas de discriminaciones y amenazas.