Sucedió en Segovia, Antioquia, donde cerca de 80 personas se reunieron en un establecimiento para hacer una fiesta de olla, con sancocho, asados y actividades recreativas, según Noticias Caracol.

Los infractores de la cuarentena que rige en el departamento, y de las medidas de seguridad impuestas por el coronavirus, no se percataron de que la Policía estaba patrullando cerca del lugar, dijo el noticiero, y fue cuando descubrieron la celebración.

En las imágenes difundidas por el informativo se aprecia que, además del sancocho y los asados, había trago y personas lanzándose a un lago.

La mayoría de los infractores lograron escapar de las autoridades, pero 22 personas fueron sancionadas, al igual que el dueño del establecimiento, que fue sellado por 10 días, confirmó en el medio el coronel Jorge Cabra, comandante de la Policía de Antioquia.

Actualmente, el departamento antioqueño se encuentra en alerta roja por la alta ocupación de camas UCI, debido a la propagación del coronavirus, que si sigue avanzando, advirtió el gobernador encargado, Luis Fernando Suárez, obligaría a volver a una cuarentena absoluta de 7 días.

No obstante, esa medida debe ser autorizada por el presidente Iván Duque.