El accidente se registró el pasado martes en la mañana cuando el piloto y su acompañante perdieron altura y se estrellaron contra una vivienda, y habitantes en la vereda El Noral creyeron que no habían sobrevivido.

En videos que circularon en redes sociales se vio cuando un hombre alcanzó a grabar el instante en que la aeronave se precipita a tierra: “Ay… se apagó”, exclamó el testigo.

Por fortuna, bomberos y policías lograron rescatar a los dos heridos que estaban atrapados entre las latas, ya que en el impacto el avión liviano, de matrícula  HJ-131, se partió en pedazos, derribó un muro de concreto y afectó a un par de viviendas más.

El piloto ya fue dado de alta y Noticias Caracol lo entrevistó para conocer detalles del momento del accidente, pues Óscar Marín cree que se presentó una falla mecánica y que está vivo de milagro.

“Fueron 40 minutos eternos. La gente ayudando y nosotros también les decíamos cómo hicieran, porque los pies nuestros quedaron entre los pedales del avión y el motor, que se dobló”, dijo el hombre.

En cuanto a porqué apagó el motor antes de estrellarse, Marín explicó que fue una maniobra para quitarle fuerza al aparato.

“El motor yo lo apago, precisamente, para quitarle toda la potencia y la posibilidad de que cuando cayéramos, no tuviéramos ningún tipo de energía de las baterías o potencia del motor”, dijo.

Este abogado dice que siente que, según las estadísticas, “volvió a nacer”, y el piloto Mauricio Castaño dijo, en el noticiero, que hay una “alta tasa de supervivencia” por ser un avión liviano que vuela a baja altura.

Estos videos y fotografías dan cuenta del accidente del avión en Copacabana, Antioquia, el martes 19 de enero.