De acuerdo con Morris, su candidatura es la “de una ciudad progresista y de primer mundo, la del Metro subterráneo con estudios, la de la Ciudadela Universitaria Distrital. La de la dignidad”.

Con el aval de Petro, ahora Morris es el candidato de la coalición entre la Colombia Humana, la Unión Patriótica (UP) y el Movimiento Alternativo Indígena y Social (Mais).

Morris también anunció que en la primera línea de su gobierno, al que ya le puso nombre y llama ‘la Bogotá Progresista’, estarán las mujeres, “para conducir las políticas que van a cambiar la vida de los bogotanos”.

Según Morris, él va a representar a la clase media bogotana, de la cual dijo que le “llegó la hora” de “cumplir” sus “sueños”. Esa clase media, agregó Morris “hoy está ahogada por Peñalosa”.

Al terminar el discurso de Morris, varios de sus seguidores empezaron a gritar “¡Hollman alcalde! ¡Hollman alcalde!”, al tiempo que al coro se unían otras voces que gritaban “¡Petro presidente! ¡Petro presidente!”.