“En los desórdenes y hechos vandálicos acontecidos en Cali hay estructuras ligadas al narcotráfico, al Eln y las disidencias de las Farc que operan en el Cauca”, afirmó Babosa.

Según él, el ente acusador está concentrando sus esfuerzoe en el esclarecimiento de “homicidios, quema de establecimientos, saqueos, abusos de y contra la fuerza pública, y la obstrucción de vías“.

Asimismo, Barbosa dijo tener indicios de que “funcionarios públicos que han instigado y organizado los desmanes“, y condenó que se esté obstruyendo el proceso de vacunación contra el COVID-19.

En concreto, detalló que se han confirmado “7 homicidios ligados a los desórdenes y otros están en verificación”. También dijo que hay 185 investigaciones en curso por terrorismo urbano.

“Investigaremos todas las agresiones de la fuerza pública contra la población civil, pero también seremos implacables con todas las agresiones que se cometan contra la fuerza pública y la Policía”, recalcó.

“Sabemos que la protesta es un derecho, y lo respetamos, pero jamás podrá permitirse que ese derecho pueda ser permeado por la delincuencia organizada“, concluyó.

Este fue el anuncio de Barbosa: