Según contó Clara Estrada, en Noticias Caracol, el vuelo aterrizó sobre las 12:20 de la noche del pasado fin de semana, y de ahí tomó un taxi junto con su esposo para dirigirse al conjunto residencial, en el Mirador de San Luis.

Pero al llegar a este sitio, la pareja fue abordada por varios hombres armados, entre ellos, según la mujer, varios ciudadanos extranjeros.

“Nos bajamos y ya le habíamos pagado al señor. Mi esposo iba a ingresar por la rampa con las dos maletas, y lo cogieron tres venezolanos”, contó Estrada en el noticiero, y agregó que estas personas se movilizaban en “un taxi y dos motos que los estaban esperando”.

Las víctimas creen que estas personas les habrían hecho un seguimiento, pues sabían que llevaban objetos de valor en las maletas.

“Los hombres tenían tres revólveres: a mi esposo lo encuellaron con dos y a mí, con uno. Nos quitaron absolutamente todo y nos dejaron solo con la ropa que llevábamos puesta”, dijo la mujer.

Estrada se mostró agradecida con la Policía debido a que en su reacción se logró detener a un hombre de nacionalidad extranjera que conducía un taxi, y al que la víctima señaló, en ese medio, como el hombre que estaba en el carro en donde escaparan los ladrones. No obstante, los otros delincuentes alcanzaron a escapar con las maletas.

“Le doy todo mi agradecimiento a los policías porque si no fuera por ellos no hubieran capturado a uno de los venezolanos que conducía el taxi”, expresó la mujer.

Eso sí, la víctima aseguró que aunque lo tenían detenido en una estación de todas formas estaba “negando todo”.

Por hechos de inseguridad como estos, el informativo anunció que habitantes de varios sectores del norte de la ciudad se están uniendo para crear grupos de seguridad en sus barrios, ya que aunque las autoridades en la capital muestran que la inseguridad se redujo de un 45 % a un 37 %, la realidad en las calles, por lo que se ve a diario, aparentemente es otra.

Este video muestra al taxista detenido y el relato de la víctima.