De acuerdo con el relato del menor caleño a Noticias Caracol, escuchó un ruido y ahí mismo pensó que algo no andaba bien. Cuando fue a mirar qué pasaba, encontró a su abuela en el piso.

“Me asusté bastante, ahí fue cuando llamé a mi tía y le dije que viniera porque mi abuela estaba mal”, contó Samuel Adolfo a ese informativo.

Pero al ver que su tía no llegaba, el niño de 11 años decidió llamar al 119, el número de emergencias de los bomberos. Allí el cuerpo de socorro le pidió que los guiara para llegar a la casa y al mismo tiempo le daban instrucciones para que mantuviera con vida a su abuela.

Tiene muy claro unos sitios cerca de su casa, ubicó un parque, la línea de servicio masivo de transporte y una panadería”, explicó a Noticias Caracol el cabo Marco Antonio Gómez, coordinador del área telemática de los bomberos de Cali.

El menor los ubicó rápidamente a decir que la vivienda donde estaba quedaba enfrente a un parque con unos dinosaurios grandes, construidos por la propia comunidad, y al lado de un restaurante, detalla el mismo medio.

Durante los 8 minutos de la llamada con el cuerpo de socorro, el niño de 11 años aplicó hábilmente las técnicas básicas para estabilizar y mantener con vida a su abuela mientras llegaban los bomberos.

“Estaba tranquilo, estaba concentrado en hacerlo bien”, aseguró Samuel Adolfo, que sueña con ser mecánico automotriz, a Noticias Caracol.

La mujer fue trasladada por los bomberos a un centro médico, donde se recupera  satisfactoriamente, mientras su nieto se ha erigido como todo un héroe en Cali y Colombia gracias a su madurez y calma en esta difícil situación.

A continuación, el informe de Noticias Caracol sobre cómo Samuel Adolfo Giraldo le salvó la vida a su abuela: