El domingo 11 de agosto el menor le pidió a su mamá que le tuviera la maleta, cuando estaban en Compensar, y luego salió del lugar. Desde entonces, se desconoce su paradero, según contó la mamá del niño, Xiomara Sarmiento, a El Tiempo.

Según ella, su hijo estaba decaído el día de la desaparición. Ella le contó al diario que hace unos meses le había confiscado el computador a Daniel Felipe porque le encontró una foto sin camisa en Facebook y, posteriormente, le halló conversaciones con dos hombres, que le pedían fotos sin ropa que él no enviaba.

Por eso, asegura el periódico, ella decidió esconderle el portátil. No obstante, el menor iba a una tienda en la que supuestamente jugaba Fornite, y ahí podía acceder a internet.

“Muchas veces se fue sin permiso y tuve que hablar con la dueña del local para que no lo dejara ingresar sin mi presencia, pero ella igual lo dejaba pasar”, dijo la mamá al medio.

Después, el menor tuvo un cambio de comportamiento y parecía triste, de acuerdo con Sarmiento. La mamá volvió a indagar en Facebook para ver si encontraba la razón del cambio de actitud de su hijo, y encontró conversaciones por las que un niño del colegio le hacía bullying, razón por la que ella puso la queja en la institución.

“Yo hablé con las directivas del colegio y me dijeron que el niño agresor era muy peligroso y que podría estar relacionado en temas de drogas. Decidí retirar a mi hijo y hace ocho días comenzó a estudiar los sábados en otro colegio”, aseguró.

El pasado domingo, la madre intentó subirle el ánimo a su hijo, pues no quería salir de la casa, y lo llevó a Compensar.

Mientras ella cuidaba a su hijo menor, Matías, Daniel Felipe le pidió que le cuidara la maleta y le dijo que ya volvía, pero nunca regresó.

Ahora, Daniel Felipe lleva dos días desaparecidos. La última vez que su familia lo vio, utilizaba una camiseta gris de ‘Star Wars’ con un jean azul oscuro y unos tenis negros.