La información la entregó el secretario de Gobierno de Caldas, Jhon Jairo Castaño, que a través de un video dijo que el exmilitar capturado por el homicidio de María Ángel Molina aceptó cargos por el delito de feminicidio agravado que le imputó la Fiscalía. 

Además de eso, a Galvis lo señalaron de tentativa de feminicidio agravado y secuestro simple agravado, por agredir con arma blanca a la mamá y raptar a María Ángel y a su hermana, una bebe de año y medio que logró ser rescatada por las autoridades.

“Nos espera que el juez de conocimiento haga una individualización y verificación de la pena para que tengamos una sentencia, por lo menos en un mes”, Castaño.

El funcionario indicó que la Fiscalía logró comprobar que la menor de 4 años asesinada en Aguadas, Caldas, murió por causas violentas, y no accidentalmente, como dijo Galvis.

Según el secretario departamental, el confeso asesino dijo que cuando pasaba por el río Arma (donde lanzó a la niña), la bebé de año y medio “se le iba a desprender” y por eso soltó a María Ángel.

El crimen fue cometido por Galvis, expareja de la mamá de las niñas —según las autoridades—, porque él se dio cuenta que ella tenía una relación sentimental con otro hombre, aseguró el funcionario.

El exmilitar dijo que estaba “enceguecido” y con “ira” cuando cometió los hechos, agregó Castaño, como se escucha a continuación: