El menor estaba en una travesía para devolverse a su país, que inició a pie desde Antioquia, según las autoridades citadas por Blu Radio.

El extranjero, identificado como José Gregorio Reyes por la emisora, consiguió para comprar una bicicleta en San Gil, Santander, y ahí agilizó su viaje de vuelta a su país.

No obstante, cuando pasó por una de las curvas de la carretera, sobre el sector del Pescadero, perdió el control de la bicicleta, agregó La Vanguardia, y se fue por un abismo, con tan mala suerte que cayó sobre un enjambre de abejas. 

La frecuencia radial dijo que varias personas que pasaban por el lugar intentaron ayudar al menor, pero las abejas impidieron que se le pudiera prestar los primeros auxilios; y cuando llegaron las autoridades, el menor estaba sin signos vitales.

La víctima tenía múltiples heridas y picaduras, de acuerdo con el periódico, por lo que Medicina Legal determinará cuáles fueron las causas exactas de la muerte.