Pero eso no era todo, de acuerdo con Noticias Caracol, las autoridades determinaron que en el lugar en el que estaban compartiendo estas personas en plena emergencia para evitar la propagación de la enfermedad, se encontraban menores de edad, por lo que también se estarían pasando por encima todas las medidas del Gobierno para controlar la pandemia.

Al percatarse de la presencia de los uniformados, varios de los hombres y mujeres que hacían presencia en el sitio alcanzaron a huir escabulléndose entre la vegetación de la zona; sin embargo, según el medio, la excusa de los que se quedaron sorprendió a más de uno.

“Para que nacimos, para morirnos”, dijo uno de los hombres burlándose de la crisis sanitaria que enfrenta el país por el COVID-19; a lo que le uno de los uniformados de la Policía le respondió que entonces “le iba a sacar el comparendo antes de que esto sucediera”.

“Hubo un grupo de ciudadanos en inmediaciones del municipio que estaba jugando tejo, celebrando un cumpleaños. No vamos a permitir, y por eso a varios de ellos se les hizo comparendo”, dijo Jairo Hortúa, alcalde de Fusagasugá en el medio.

El informativo destacó además que en ese municipio cundinamarqués se han impuesto cerca de 40 comparendos durante este fin de semana por la violación al toque de queda. De acuerdo con el último reporte del Ministerio de Salud, en total se han registrado 21.175 personas infectadas con COVID-19 en el país; de estas, 466 se encuentran en Cundinamarca (fuera de Bogotá).