Eso fue lo primero que aclaró el expresidente Álvaro Uribe en la comunicación: que la venta del apartamento fue hace 41 años. Para ese momento, él era soltero y tuvo un paso fugaz por Bogotá cuando laboró como secretario general del Ministerio del Trabajo.

“La venta del apartaestudio de 60 metros, ubicado cerca del Parque Nacional, al señor Israel Londoño quien había sido compañero de colegio del senador, se realizó… de manera transparente, pública y sin testaferros”, indica el comunicado, que compartió el expresidente en su cuenta de Twitter.

Esta aclaración tiene que ver con que Daniel Coronell, en su columna en el portal Los Danieles, asegura que Londoño es “esposo de Fresia Ochoa Vásquez, hermana de Jorge Luis, Juan David y Fabio Ochoa Vásquez; jefes del Cartel de Medellín al lado de Pablo Escobar”.

Pero Uribe asegura que el negocio del apartamento se hizo mucho antes de que la justicia norteamericana le pusiera el ojo a esta pareja, por presuntos delitos de narcotráfico.

“Años después (de la venta del inmueble), en 1984, el señor Londoño fue mencionado en un documento de autoridades norteamericanas como esposo de la señora Fresia Ochoa”, argumenta el senador.

Esta explicación que da el expresidente Uribe obedece a que Coronell dijo, en su texto, que la “investigación muestra que para esa época ya existía información sobre las actividades ilícitas de varios miembros de la familia Ochoa”, y que los nombres de la pareja figuraban en un memorando de la DEA.

Así las cosas, lo que Uribe explica en su respuesta es que ese negocio se hizo cinco años antes de la mención de la DEA.