El funcionario calificó de “indignantes” las declaraciones de Fabio Zuleta, director de la emisora 1050 a.m. en la capital del Cesar, en las que habló con un indígena de comprar a una mujer de la Alta Guajira por 5’000.000 de pesos para tenerla encerrada.

“Para que me haga arepas, que me rasque la cabeza, que no se mueva. Así la quiero yo”, dijo Zuleta en repetidas ocasiones en un video que se hizo viral, mientras le pregunta al hombre que lo acompañaba sobre cuánto tiempo se tardaría en traerle la mujer si le pagaba el mismo día.

Las declaraciones del director de esa emisora generaron indignación no solo en el procurador, sino en cientos de personas que celebraron la decisión del jefe del organismo de control, señalando que esto no es nuevo en esta región del país y que estos actos han venido siendo denunciados desde hace bastante tiempo.

“Las mujeres indígenas son explotadas y maltratadas al igual que las niñas. La comida es primero para los hombres, los jefes que manejan recursos que da el Estado. Ese régimen de ellos es una vergüenza, lo vi en el Amazonas hace años y en La Guajira. Nunca hacen nada”, indicó un usuario en Twitter.

El colectivo de “Mujeres Trenzadas Somos Más” también emitió un comunicado en el que rechaza tajantemente lo que hizo el locutor, señalando que esto deja en evidencia las formas de violencia contra las mujeres Wayuu. “Este tipo de conductas evidencia que en el país las mujeres vivimos en entornos que no nos protegen, no somos escuchadas, no nos cuidan y desvaloran nuestras vidas”.