La captura de los infractores se dio en la discoteca Bajo Cero de la comuna 11 de Medellín, donde 9 hombres y 5 mujeres fueron descubiertos bebiendo licor y bailando en una fiesta privada, informó Caracol Radio.

Las autoridades recibieron las denuncias de la comunidad y llegaron hasta el establecimiento, dijo la emisora, que fue sellado por infringir la medida impuesta por el Gobierno. 

Además los rumberos, que tienen entre 18 y 31 años señaló el medio, serán judicializados por violar la cuarentena obligatoria y no atender las advertencias de distanciamiento y uso de elementos de protección para evitar la propagación del coronavirus.

El general Eliécer Camacho, comandante de la Policía del Valle de Aburrá aseguró, de acuerdo con la cadena radial, que en Medellín ya se han presentado otros 65 casos de personas infringiendo las normas para prevenir la COVID-19 y perturbando la tranquilidad de los vecinos.

Además de fiestas clandestinas en era de la pandemia, las autoridades también han descubierto moteles en todo el país prestando sus servicios, pese a que tienen prohibirlo hacerlo, mientras pasa la emergencia sanitaria.

Colombia ya registra más de 14.000 casos de coronavirus.