Así lo reveló Aeronáutica Civil, citada por Noticias Caracol, que detalló que la mujer ya sabía que tenía COVID-19, pero que mintió al abordar el avión, en Bogotá, y recién avisó cuando el vuelo ya estaba aterrizando en su destino, Pasto. 

Según ese medio, la mujer recibió la prueba positiva el 23 de diciembre, pero pasó por alto el aviso y el 24 se subió al vuelo que iba desde la capital del país hasta la capital de Nariño.

Cuando el vuelo estaba aterrizando en Pasto, la mujer recién avisó a los tripulantes, quienes alertaron a los demás pasajeros y a las autoridades locales de salud. 

Al menos 8 personas que estuvieron en contacto directo con la mujer fueron aisladas y se les está haciendo un monitoreo constante de su estado de salud. 

Por su parte, la mujer está hospitalizada en un centro médico de la ciudad de Pasto, al parecer por complicaciones con el COVID-19, agregó ese noticiero. 

Las autoridades insisten en que esta fue una clara violación a los protocolos de bioseguridad y recalcan que las personas con pruebas positivas no deben tomar vuelos hasta que tengan una prueba negativa.

Este es el informe de lo ocurrido, publicado por Noticias Caracol:

Pasajeros contagiados ya han sido reportados en otros vuelos 

El pasado 2 de octubre, Migración Colombia informó que varios pasajeros que llegaron al país días antes sabían que tenían coronavirus y solo confesaron hasta que aterrizaron en Bogotá. 

Esto se informó después de que se conociera que 3 pasajeros llegaron en vuelos internacionales desde Europa y otros países de Latinoamérica infectados con coronavirus a Colombia. 

Los vuelos, provenientes de Madrid, Lima y Ciudad de México arribaron a El Dorado de Bogotá la noche del 30 de septiembre y cumpliendo el protocolo del aeropuerto pasaron el control migratorio para detectar al coronavirus.  

Fue solo en ese momento cuando los pasajeros manifestaron ser portadores del COVID-19, aunque tenían conocimiento de ello cuando subieron a los aviones en los países de origen 

“Los ciudadanos, que llegaron en vuelos de carácter humanitario, mostraron a los Oficiales de Migración una prueba PCR positiva para COVID-19”, detalló la entidad. 

De inmediato, de acuerdo a lo establecido en los protocolos de bioseguridad, los tres viajeros y los oficiales de Migración que los atendieron, fueron separados y aislados, con el fin de mantener la seguridad de los demás viajeros, así como de la zona.