Luego de la denuncia en la que la ciudadana aseguró que venezolanos estaban viviendo en su casa sin ningún tipo de contrato, ahora ella se enteró de que está llena de deudas por el descaro de sus ‘inquilinos’ no deseados. 

María Isabel Abril, en diálogo con Pulzodijo que la pandemia la sumió en una fuerte crisis, que se agudizó cuando dejó de recibir el pago del arriendo por su casa.

En primer lugar, señaló que no ha podido pagar el arriendo en la casa donde vive (una distinta a la que fue invadida) porque no le han pagado la renta. De hecho, contó que le dieron una orden de desalojo.

Mujer que denunció “invasión de venezolanos” debe millones en servicios

Como si no fuera suficiente, Abril —que también relató un episodio de violencia intrafamiliar— dice que los venezolanos que invadieron su casa no han asumido su responsabilidad con los servicios públicos y la deuda por el consumo en el predio le quedó a ella.

“Del acueducto, el último recibo que tengo es de 1’400.000 pesos”, anotó abril, que dijo que desde agosto está esperando a que le devuelvan su casa.

Pero la deuda no es solo con el agua, la afectada le dijo a este medio que la factura del gas “supera también el millón. Ellos no pagan servicios”. 

Acá, las declaraciones de María Isabel Abril sobre la deuda con la que quedó después de la invasión de su casa: