El documento, firmado 16 de febrero por el secretario de Salud, Alejandro Gómez, explica que el Distrito tomó esta determinación basado en la evidencia internacional frente al comportamiento del coronavirus.

Según la Alcaldía, se debe tener en cuenta la situación epidemiológica, pues está en constante evolución, para no poder en riesgo a la población de la ciudad y contener el aumento de pacientes con infección respiratoria.

¿Cuáles medidas ya no serán necesarias en locales comerciales de Bogotá?

El documento establece, puntualmente, 3 “prácticas cotidianas”:

  • Desinfección de zapatos.
  • Registros de temperatura
  • Listado de personas al ingreso de establecimientos.

Estas acciones “no generan mayor aporte en el control frente a la transmisión del virus y es posible prescindir” de ellas, detalla la resolución. Que también aclara que el control de aforos se mantiene.

Sin embargo, esa misma evidencia es clara en la “transmisión por aerosoles” y por eso el Distrito hizo un especial llamado para darle mayor importancia a “mantener una buena ventilación en espacios cerrados, sin hacinamiento y con una adecuada higiene respiratoria o de la tos”.

¿Qué medidas se mantienen en Bogotá?

El mencionado documento establece las medidas de mitigación para disminuir la transmisión del virus en la ciudad, que este martes reportó 1.365 pacientes nuevos.

  • Individuales:
    – Uso correcto del tapabocas.
    – Distanciamiento físico no inferior a 2 metros.
    – Lavado de manos frecuente.
    – No gritar o hablar duro en espacios cerrados o con limitada ventilación.
  • Comunitarias:
    – Fomentar el teletrabajo.
    – Mantener el distanciamiento social tanto en espacios cerrados como en
    espacios abiertos.
    – Mantener bien ventiladas áreas internas de hogares, zonas residenciales, edificios, salones, oficinas, ascensores, etc.
    – En las mismas áreas se debe enfatizar en cumplir las medidas individuales.
    – Limpieza y desinfección de superficies.
    – En el uso de baños públicos se deberá garantizar la recolección oportuna y correcta de los desechos y los materiales no reutilizables, minimizando la exposición a los mismos.
    – Control de aforos al interior de establecimientos, oficinas u otros espacios de atención al público.
  • Población en general:
    – Mantener la estrategia PRASS — DAR, para aislarse cuando se presenten síntomas y reportarlo a las entidades de salud.
    – Autoridades mantener estrategias de atención domiciliaria.
    – Todos los actores y sectores deberán fortalecer las estrategias de
    comunicación social del riesgo, promoviendo el acatamiento a las medidas
    aquí expuestas.

Esta fue la explicación del secretario Gómez: