Caicedo Castillo falleció el pasado lunes en horas de la tarde en una clínica luego de someterse a una liposucción, y cuando su familia fue notificada de lo ocurrido de inmediato procedió con las diligencias para sepultar a su ser querido, informó el diario Q’Hubo Cali.

Pero cuando la estaban velando, en el garaje de la vivienda, el medio dice que agentes del CTI de la Fiscalía procedieron a sacar el cuerpo del ataúd para trasladarlo a Medicina Legal, con el fin de aclarar la causa de su deceso.

Esto, explica Q’Hubo, porque en el acta de defunción se estableció que la mujer había muerto de manera natural, aunque la familia alertó que el médico no permitió que el caso se denunciara ante Fiscalía.

Eso fue lo que contó, en CM& Noticias, la madre de la mujer, Lidia Castillo, que aseguró que el médico les devolvió el dinero que había pagado la víctima y que los puso a escoger entre dos opciones: “Él me dijo: ‘¿qué quieren ustedes? Se la llevan así o Fiscalía, no hay necesidad porque ya está muerta…”.

En cuanto al dinero, Q’Hubo asegura que fueron “7 millones de pesos”, ya que la mujer también buscaba aumentarse el tamaño de sus senos.

Sobre este caso, la secretaria de Salud del Valle del Cauca, María Cristina Lesmes, le contó al diario El País que Caicedo Castillo murió en un centro asistencial (Clínica Blanca) que había sido clausurado por fallas, desde septiembre de 2019.

“Es una mujer que viene de Tumaco y que se realizó una cirugía plástica en una clínica que eventualmente tenía habilitado el servicio, pero que está cerrada por fallas en la autoevaluación. No figura en nuestra base de datos, es una clínica que no debería estar funcionando“, advirtió la funcionaria, citada por ese medio.

Este es el relato que dio la madre de la víctima: