La mujer se enfureció con el hombre, identificado como Cristian Camilo Castro Caraballo, de 28 años, porque en vez de dejarle el sustento diario, él se iba a tomar licor con sus amigos, informó el medio local Contra Portada.

El portal Al Día señaló que las llamas se extendieron y que estas no solo perjudicaron el primer piso de la casa, sino también el segundo, donde vivía Róbinson Toro otro inquilino que no tenía nada que ver con los esposos.

“Se perdió todo. Por fortuna, pude salvar a mis hijos”, comentó Toro a ese medio.

De acuerdo con El Tiempo, se necesitaron 2 máquinas de bomberos para controlar el fuego y evitar que se extendiera a otras viviendas.

El coronel Gustavo Berdugo, comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, manifestó a al periódico capitalino que la pareja fue detenida y ahora la mujer tendrá que responder por daño en bien ajeno, pues la casa que quemó no era suya (vivía en arriendo).