“Eso fue en la tarde del sábado, cuando uno de los vecinos vio que una choncha estaba comiéndose uno de los cachorros que había recién parido. Hasta ese momento todo estaba tranquilo, pero las cosas se volvieron una locura cuando un vecino se percató de que no era una cría de cerdo, sino un feto humano”, comentó uno de los residentes de esta zona a Q’hubo, información que cita El Universal

De acuerdo con el mismo medio, el sujeto alertó a la Policía del caso, que llegaron al sitio para investigar lo sucedido.

“Hay quienes dicen que incluso estaba llorando, pero no me consta porque era un feto, o sea lo abortaron”, comentó otra residente del barrio. 

La Policía dispersó a los animales y se llevaron el cuerpo del no nacido para que las autoridades correspondientes hicieran las respectivas investigaciones. 

Según el medio cartagenero, ya tienen identificada a la mujer que arrojó al feto y se espera que en los próximos días se emita una orden de captura contra ella.