Este martes, la entidad informó que el grupo especial para la lucha contra el maltrato animal (GELMA) estará al frente del caso.

El objetivo es “determinar las causas y responsables de la muerte de 43 gatos en el sector Las Tres Cruces, del barrio Belén, de Medellín“.

La Fiscalía añadió que en las últimas horas, los cuerpos que habían sido enterrados en esa zona fueron exhumados por el CTI y ahora, todas las actividades se adelantaran en un trabajo articulado con las demás entidades que trabajan por la protección de los animales en Antioquia.

Las autoridades llegaron hasta allí al atender una denuncia ciudadana que alertaba sobre la presencia de un hombre enterrando los animales en ese lugar, a plena luz del día, informó el coronel de la Policía, Julian Mauricio Burgos.

Esta persona fue sorprendida cavando los huecos para dejar allí los “cuerpos con amputaciones, cortes, fracturas provocadas y signos de maltrato físico sexual”, aseguró Telemedellín.

El medio añadió que una primera valoración forense a los cadáveres de los gatos “permitió conocer que se trata de una tortura sistemática que obedecería a una red criminal dedicada a la pornografía infantil y al a venta de material audiovisual de abuso de animales“; además, que hay conexión con capturas en casos similares.

Julio Cesar Aguirre, director de la Unidad Forense Veterinaria de Medellín, indicó que individualmente se analizaron las lesiones superficiales e internas en los felinos y que esto permitió identificar “rastros inequívocos de crueldad sobre los mismos, de maltrato físico, especialmente de la zona posterior perianal”.

Esta es la denuncia del informativo: