A quienes comenzaron las protestas en el Cauca ya se sumaron pueblos como el pijao, que cortó una carretera en el Tolima, y los u’wa que se concentraron en Boyacá, entre otros.

La advertencia de que iba a suceder la hizo ayer la Organización Nacional Indígenas de Colombia (ONIC), entidad que explicó que las protestas se extenderán también a otros puntos de concentración en el país como la carretera troncal del Caribe que une Montería, capital del departamento de Córdoba, con la región de Sucre.

Además, mostraron su esperanza de que hubiera una “presencia importante” en los también caribeños departamentos del Cesar y La Guajira y en la Orinoquía, donde los bloqueos se producirían en el transcurso del fin de semana.

Por su parte, Caracol Radio agrega que la protesta será indefinida y anuncia un gran paro nacional el próximo jueves 25 de abril.