Pese al dictamen, según El Universal, el Instituto Nacional de Salud anunció este domingo que la monja, oriunda del Sur de Bolivar, dio resultados positivos para COVID-19, convirtiéndose así en una de las 10 personas personas muertas en el país por el coronavirus.

La mujer estuvo varios días en cuidados intensivos, pues padecía una fuerte afección respiratoria; incluso, empezó a presentar problemas renales. Al parecer, no tuvo contacto con ninguna persona contagiada.

El medio agregó que la novicia estudió derecho y teología en el Seminario Provincial de San Carlos Borromeo, en Turbaco, y hacía parte de “la congregación Hermanas Misioneras de María Inmaculada”.

Los médicos del centro le realizaron varias pruebas, pero estas no había salido hasta el momento del fallecimiento. Desde el pasado sábado las autoridades sanitarias investigaban su deceso.