La Secretaría de Movilidad, desde la página oficial que emite la información sobre las cámaras, enumeró las mentiras que han surgido con su llegada.

Este es el listado de mitos, compartido por la entidad, con su respectiva aclaración:

  • Las cámaras van a estar ocultas para captar a más infractores

La entidad destacó que la ubicación de las Cámaras Salvavidas será pública y estará disponible. En vía se usará señalización vertical, 100 metros antes, para informar a los conductores sobre su ubicación.

  • Las cámaras no ayudan a la seguridad vial

Movilidad señala que el uso de cámaras de detección electrónica ha demostrado ser un mecanismo efectivo para reducir la siniestralidad y promover el respeto de las normas de tránsito.

  • Buscan recaudar más plata por multas

La Secretaría sostiene que las cámaras son adquiridas y operadas por Bogotá, a diferencia de otras ciudades donde son concesionadas. Agregó que la infracción solo se les impondrá a los conductores que no respeten las normas de tránsito.

  • No registran la velocidad correcta de los vehículos

De acuerdo con la entidad, las cámaras estarán calibradas de acuerdo con los requerimientos del Ministerio de Transporte para asegurar la precisión de los registros.

  • Los comparendos se impondrán de forma arbitraria

Movilidad dice que la captura de la presunta infracción es procesada para validar si se impone comparendo, de acuerdo con las evidencias. Si se impone el comparendo, inicia el proceso contravencional, de lo contrario, la evidencia se rechaza y es archivada.

  • Solo registran el exceso de velocidad

La Secretaría asegura que las cámaras también detectarán la omisión de las señales de tránsito, la invasión del espacio público, no respetar el semáforo en rojo, el bloqueo de la calzada o intersección y transitar por lugares restringidos o en horas prohibidas.

  • No pueden detectar a motos infractoras

Según el Distrito, los dispositivos detectarán infracciones de todo tipo de vehículo motorizado.

  • Solo funcionarán en el día

Es falso, pues operarán durante las 24 horas, especialmente en la noche, horario en el que conductores tienden a no respetar las normas de tránsito.