“Algunas comunidades de las organizaciones que llegaron se están alistando para salir a sus territorios; otras delegaciones se quedan para trabajar en el escenario de mañana en el paro nacional. Pero, en su mayoría, hay desplazamiento desde hoy hacia las comunidades de los mingueros y mingueras”, detalló José Sauca, coordinador de derechos humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), en diálogo con La FM. 

El vocero de la minga indígena añadió que el balance es positivo y que la movilización demostró que el Gobierno Nacional es el que no quiere sentarse a dialogar respecto a los “temas estructurales” por los que se trasladaron hasta Bogotá.

Queda el posicionamiento de la minga social y comunitaria en términos de fortalecimiento de construcción de tejido social con otros sectores”, añadió Sauca en diálogo con esa emisora. 

Al ser preguntado, por esa frecuencia radial, al respecto de posibles divisiones dentro de la minga indígena que hayan causado esa decisión de regresar, el vocero fue tajante y dijo que el retorno de la mayoría de miembros de la minga indígena se debe a que ellos deben volver a sus hogares y continuar con su día a día. 

“No estamos en desacuerdo con ningún sector; hay decisiones edificadas. Lo que hay que entender es que son 10 días de movilización que generan desgate y cansancio, pero aun así un porcentaje se quedará respaldando el paro nacional. Hay compañeros que tienen que hacer cosas en el campo, pero la representatividad queda de parte de todos los sectores”, agregó el vocero, en diálogo con ese medio. 

Asimismo, detalló que no son todos los que volverán a sus hogares, sino que unos 3.000 miembros de la minga indígena (de los 7.000 que llegaron a Bogotá) se quedarán en la capital y apoyarán las movilizaciones del paro nacional convocadas para este miércoles. 

“Viajamos 600 kilómetros atravesando el país. Llegar al corazón de Colombia no es sencillo. Nuestra capacidad de respaldo es de un 100 %; el paro es nacional, apoyaremos acá en Bogotá y en otras ciudades. Acá no quedaremos solo 10, acá quedaremos unos 3.000 de los que llegamos. El resto regresará, pero el respaldo político está como tal”, señaló Sauca, en conversación con La FM. 

Minga indígena: unos se van, pero otros llegarán a Bogotá 

Más de 2.000 indígenas de al menos 3 comunidades se unirán al paro nacional en Bogotá. Son miembros de los pueblos Nasa y Misak del Cauca y Pijaos, del Tolima, según informó Movimiento de Autoridades Indígenas del Sur Occidente (AISO), en un comunicado. 

Estos provendrían de al menos 8 departamentos diferentes. Entre ellos, también habrá miembros de la comunidad Misak como los que derribaron la estatua de Sebastián De Belalcázar en Popayán hace algunas semanas.

Esto trinaron Luis Carlos Vélez (director del noticiero de La FM) y la emisora: