“[…] una vez conocí el contenido de su comunicación, he procedido a requerir al general Eduardo Zapateiro, comandante del Ejército, para que se brinde toda la información y colaboración que se requiera no solo a la Procuraduría, sino a todos los órganos de control que así lo manifiesten y soliciten, en el marco de la Constitución y la ley”, advirtió Trujillo, según documento que publicó Blu Radio.

El pronunciamiento del ministro tiene que ver con que la Procuraduría Delegada para la Fuerza Pública solicitó información, al Ejército Nacional, sobre unos contratos con aparentes sobrecostos para la compra de elementos de protección ante el coronavirus, entre ellos uno en el que un militar pagó poco más de 45.000 pesos por unos tapabocas N95, que normalmente se consiguen en 15.000 pesos.

En medio de este requerimiento, Noticias Caracol dio a conocer que la respuesta del Ejército fue que esa información estaba clasificada como “secreto”, y que por tal motivo no la podían entregar ya que la investigación disciplinaria “le corresponde es a la Dirección de Contratación Especializada (Dicre)”.

Fue así como la Procuraduría llamó la atención de Trujillo para que solucionara esta confusión, y le recordó que una respuesta como la que dio el Ejército “es diametralmente opuesta a la manifestación de voluntad hecha por el Ministerio de Defensa”.

“Contraria mucho más ese anuncio del Ministerio si se pretende clasificar como ‘secreto’ un informe sobre la averiguación de presuntos actos de corrupción en el Ejército”, puntualizó la Procuraduría.