De acuerdo con el senador uribista Ciro Ramírez, consultado por Noticias Uno, el proyecto también pretende darle seguridad jurídica a las personas que llevan ocupando ciertos predios desde antes del año 1994, lo que beneficiaría, según él, a pequeños propietarios aunque no serían los únicos.

No obstante, para la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ) esta reforma es un “mico” en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), dice Noticias Uno, que pretende hacer una reforma agraria para indultar las actuaciones ilegales que, en muchos casos, fueron utilizadas para conseguir los baldíos.

“Lo que hace esto es cambiar esa destinación y dejar que la apropiación indebida que se hizo, bien sea por la fuerza, por acciones que violaron la legislación, por la desecación de cuerpos de agua o por violación de normas ambientales, hoy sea saneados en cabeza de quienes se los apropiaron de manera indebida”, dijo Jhenifer Mojica en el medio, representante de la CCJ.

Por su parte, el exministro de Agricultura Juan Camilo Restrepo, entrevistado por el informativo, aseguró que esa idea legaliza el acaparamiento de las tierras del Estado.

“Una persona que tenga o que esté asentada o que haya comprado mejoras sobre tres, cuatro o cinco mil hectáreas no puede pretender que le den otras tanta o le validen las que ya tenga como propiedad privada porque eso es desfigurar completamente la filosofía agraria del país”, manifestó.

Según el senador Ramírez, dijo el noticiero, se está analizando el proyecto para determinar si lo dejan en el PND. No obstante, de no quedar, lo podría proponer en una reforma de tierras.