El joven, que sufría de síncope (lo que afectaba su corazón), se desmayó del susto, y, en el piso, convulsionó y sufrió un infarto, de acuerdo con City Noticias.

Sus compañeros de colegio lo trasladaron hasta el Hospital El Tunal, aunque, según el relato de la hermana del fallecido, Laura Gil, entrevistada por el informativo, él llegó sin signos vitales.

Los médicos procedieron a reanimarlo, pero el menor sufrió otros dos infartos y finalmente murió.

“En el Hospital del Tunal le hicieron la reanimación, y después de eso lo entubaron; pero sufrió otros dos infartos y los pulmones se le llenaron de sangre”, contó Laura.

Al parecer, las autoridades ya lograron identificar al ladrón, gracias a la declaración de uno de los compañeros del menor fallecido, que conocía por dónde vive el delincuente y los sitios que frecuenta.

La familia de la víctima aclama por justicia.