De acuerdo con el cuerpo de seguridad, el taxista fue sorprendido este sábado con un gran cargamento de explosivos durante un control de rutina en el barrio San Javier, ubicado en la comuna 13 de Medellín.

“El cuadrante, dentro de su actividad, le ordenó al conductor que se detenga y lo requisó. Allí encontraron seis costales, de los cuales dos tenían anfo, dos llevaban indugel y los otros dos un cordón detonante”, precisó José Gerardo Acevedo Ossa, secretario de Seguridad de esa ciudad, en Noticias Caracol.

El funcionario, igualmente, señaló en el informativo que la situación fue controlada posteriormente por el personal de antiexplosivos del cuerpo de seguridad. Asimismo, indicó que el cargamento fue incautado.

Aunque no entregó mayores detalles, el coronel Daniel Mazo, comandante Operativo de la Policía Metropolitana de Medellín, manifestó en RCN Radio que el taxi fue retenido y el conductor capturado, quien hasta el momento no ha realizado un declaración oficial.

“El personal antiexplosivo recogió dichos elementos y estamos trabajando con los cuadrantes para saber de dónde venían los elementos y cuál era su fin. El detenido no ha dicho con claridad dónde recogió el material y qué iba a hacer con él”, agregó Mozo.

La Policía, por último, enfatizó que actualmente el caso está siendo investigado para determinar quiénes son los dueños del cargamento. El hecho fue registrado por varios transeúntes de ese sector.