Esos números muestran que los niños han sido víctimas muchísimo más recurrentes de este flagelo que los adultos. Sin embargo, según CM& también se dieron datos más detallados sobre las víctimas.

Por ejemplo, el noticiero señala que la mayoría de las víctimas están en el rango de edad de entre 10 y 14 años (3.001), seguidas por las que tienen entre 5 y 9 años (1.749). En tercer lugar está la franja de entre 15 y 17 años (985) y por último, pero no tan lejos, están los más pequeños, de entre 0 y 4 años (744).

Asimismo, ese medio señaló que las mujeres son las víctimas más recurrentes, con el 84 % de los casos (6.400), aunque no detalló cuántos de estos corresponden a menores de edad. Los hombres, por su parte, han sido el 16 % restante (1.144).

A principios de junio, Medicina Legal había advertido un aumento en los casos de violencia sexual contra menores de edad entre marzo y mayo. Los datos, revelados por La W, muestran que el mayor incremento se dio en la primera infancia (0 a 5 años), con con aumentos del 61,9 % en el caso de los niños y 71,2 % en niñas.

Luego aumentaron los casos en adolescentes de 12 a 17 años en un 46,7 %, en el caso de los hombres, y 51,2, en mujeres. Por último, los abusos de menores de entre 6 y 11 años subieron un 34,1 % en hombres y 44,7 % en mujeres, indicó la emisora.

Consultada por CM&, la directora de la Asociación Afecto, Isabel Cuadros, dijo que la situación es mucho peor que la que muestran esas cifras: “Una de cada cuatro niñas y uno de cada cuatro niños va a ser víctima de abuso sexual antes de que cumpla los 18 años”, aseguró, y explicó que el subregistro del que habla se debe a que la impunidad de estos casos está por el 97 %.