Barreras aseguró en Blu Radio que no está comprobado que las penas más altas detengan a los criminales de abusar a menores, y lo que hizo el proyecto fue abrir la posibilidad para que violadores como Rafael Uribe Noguera y Luis Alfredo Garavito puedan salir de prisión antes de cumplir su sentencia.

“Hasta ayer, ellos no tenían esa puerta y hoy la tienen. Antes de esta mala reforma el señor Uribe Noguera no podía salir a los 60 años”, dijo el senador.

Esa opinión la compartió el director del programa ‘Mañanas blu’, Néstor Morales, que dijo que con la condena de 60 años de prisión que recibió Uribe Noguera, por el asesinato de la niña Yuliana Samboní, podía entenderse como una cadena perpetua.

El periodista explicó que el condenado fue capturado con 40 años, es decir, cumpliría su sentencia cuando cumpla 100. Agregó que si bien el violador tiene unos derechos, no tiene beneficios, como sí los tendría con la cadena perpetua.

“60 años de cárcel, es mi teoría, es ya pudrirlos en la cárcel, si los cogieran”, dijo Morales.

Paola Ochoa, panelista de la emisora, apoyó la posición del director y añadió que un violador no “piensa” para cometer abusos, por lo que no hay posibilidad de que ellos teman por unas penas más duras.

Hasta abogados, como Iván Cancino, consideran y Francisco Bernate, consideran que este proyecto no protege los derechos de los niños.

Cancino indicó en Caracol Radio que Uribe Noguera perfectamente puede pedir la revisión de su sentencia, porque además, los delitos por los que fue acusados no están contemplados en la cadena perpetua.

Por su parte, Bernate escribió en Twitter que con ese proyecto “dará la misma sanción una que mil violaciones contra menores. Premiaron a los agresores en serie”. 

Con eso también coincidió Barreras que concluyó la entrevista diciendo:

“Todos los delitos de esta naturaleza tienen la misma pena, por lo tanto, al criminal le parecerá mejor matar al testigo, porque, en los pocos casos que se ha llegado a condena es por el testimonio del menor“.