Primero, Armando Alberto Pérez Betancourt, verdadero nombre de ‘Camilo’, huyó a Venezuela; después viajó a Panamá, donde, de acuerdo con un fallo del Tribunal Superior de Bogotá —citado por CM&—, se hizo pasar por un “próspero constructor”. 

Pérez Betancourt “llevaba una vida de lujo” en el exterior, y precisamente eso fue lo que hizo que las autoridades panameñas sospecharan del exparamilitar, mano derecha de Salvatore Mancuso en las extintas autodefensas, detalló el medio.

El ‘monstruo del Catatumbo’, al que se le señala de decenas de desapariciones forzadas y homicidios, entre ellas, varias masacres en Tibú (Norte de Santander), utilizaba cédulas de personas fallecidas para identificarse, con la intención, según el documento del tribunal, de“borrar su pasado criminal”. 

Las autoridades aún desconocen cómo fue que el exintegrante del grupo paramilitar, ya detenido por la justicia colombiana hizo para conseguir los “lujos” que tenía.

Por lo mismo, el Tribunal Superior de Bogotá le pidió a la Fiscalía rastrear los bienes de Pérez Betancourt, que ahora, dice el medio, podría ser condenado a 50 años de prisión, luego de perder los beneficios de Justicia y Paz.