De acuerdo con Blu Radio, ‘Alonso’ tenía la macabra tarea de reclutar forzosamente a menores de edad en el norte del Cauca, a quienes agrupaba en un campamento móvil para evadir las acciones del Ejército.

Según el general Nicacio Martínez, tal “escuela de cursantes” de entrenamiento militar y adoctrinamiento se mueve cada 3 semanas sobre el corredor del río Naya, entre Cauca, Nariño y Valle, explica el mismo medio.

Los cursos de entrenamiento, según la emisora, a los menores de edad tienen 2 etapas. En la primera, les dan un “curso básico” de guerrilla de 5 meses, los 2 últimos de manera intensiva, donde les explican todo sobre la guerra, los movimientos en el territorio, acampar, no dejar huellas en recorridos, manejo de armas, explosivos y seguridad en los campamentos.

La segunda etapa cuenta con una duración de un mes, en el que adoctrinan y cambian las ideologías de los niños y los estimulan a la subversión. Ahí, les instruyen sobre temas de “organización, cómo funciona la jerarquía y además les inculcan que el estado colombiano es el opresor”, detalla Blu Radio.

Con la muerte de ‘Alonso’, publica El Tiempo, las autoridades creen que se frenó la consolidación de las disidencias del llamado frente ‘Jaime Martínez’, integrado por unos 120 hombres.

Entre el largo prontuario de este guerrillero, está su participación  en el combate en donde murió el soldado Oscar Muñoz, la extorsión e intimidación de candidatos políticos a la Alcaldía y al Concejo en los municipios de Suárez, Morales y Cajibío, Cauca, hasta la masacre de la candidata Karina García y sus seis acompañantes, finaliza Blu Radio.