Los ladrones se movilizaban por toda Bogotá, señaló Citynoticias. Después de pinchar los neumáticos, se acercaban con la falsa intención de ayudar a los conductores para cambiar las llantas, pero en ese momento daban el golpe.

La Policía estuvo varios meses detrás de estos criminales, que se movilizaban en una miniván en la que se llevaban el botín, detalló el medio bogotano.

El noticiero contó que los casos ocurrían en las principales vías de la capital y un elemento que dejaba a las víctimas sin reacción era que estaban pinchadas al momento de tratar de perseguir a los pillos.

Además, para burlar a las autoridades, los ladrones alteraban sus placas con números falsos, con los que despistaban a quienes trataban de perseguirlos.

Después de cometer varios hurtos, los criminales fueron capturados en la localidad de Engativá, occidente de Bogotá, destacó el informativo.

Una vez detenidos, el mayor Ronald Mariño, comandante de la localidad, le contó al noticiero que con esa modalidad uno de los pillos engañaba al conductor diciéndole que le iba a ayudar con la despinchada. Sin embargo, su cómplice se llevaba, muy campante, las cosas.

Finalmente, después de su captura, los criminales fueron dejados a la Fiscalía, concluyó el medio.

Acá, el video que muestra el vehículo en el que robaban y cómo lo alteraban para delinquir (desde el minuto 46:00):