El relato de los afectados coincide en que una de las personas de la banda robó a un domiciliario de Rappi, para tener la excusa perfecta para entrar a la portería del edificio ubicado en el norte de Bogotá. Acto seguido, el ladrón en cuestión habría amordazado al celador, con el fin de permitir que el resto de delincuentes armados entrara sin problema alguno al lugar.

Aún no está claro cuántas personas fueron víctimas de atraco ni a cuántos apartamentos del edificio ingresó la banda delincuencial.

La Policía de Bogotá se refirió a lo sucedido en un comunicado y confirmó el hecho. “Los trabajos de investigación adelantados están basados en la recolección de videos de las cámaras de seguridad tanto del conjunto residencial, como de los alrededores, para identificar la ruta de ingreso y salida de los delincuentes“, explicó la entidad.

“Se alerta a la comunidad para que en las porterías de los edificios, ante cualquier requerimiento de domiciliarios, estos sean plenamente identificados ya que el hurto cometido parte de la utilización de un servicio de domicilio“, concluyó las Policía.

Por el momento, la alcaldía de Bogotá no se ha pronunciado al respecto.

A continuación, varios de los testimonios que se conocieron al respecto: