Según la coronel María Emma Caro, comandante de Policía de Tunja, quien habló con Caracol Radio, la recolección de testimonios de familiares de las víctimas llevó a formular la hipótesis de un homicidio múltiple por envenenamiento y posterior suicidio del hombre. 

“Esta persona, profesor, ingeniero electrónico, dedicado a la docencia en una institución educativa de Tunja, tenía su tema de apuestas; ludópata un poco, y había comprometido la economía familiar en temas de deudas. Había sido una preocupación que tenía la familia”, manifestó la coronel Caro, en ese medio.

Otra razón por la que se presentó esa hipótesis, es que no hubo entradas violentas a la casa, ni por las ventanas ni por la puerta. Asimismo, se confirmó que mientras los niños, la mujer y la mamá del sujeto estaban muertos en sus habitaciones, el individuo fue hallado ahorcado en la sala de la vivienda, agregó la comandante, en esa frecuencia radial. 

“No se podía acceder a la vivienda, por el seguro interno. Se debió romper para ingresar y se encuentra la escena de 5 personas fallecidas; una de ellas, el señor, estaba suspendida (ahorcada) en la sala de la casa. Está descartado que haya habido una muerte violenta [no había sangre]”, indicó Caro en esa emisora. 

En diálogo con RCN Radio, la comandante de Policía de Tunja relató que se están visitando los casinos que el hombre presuntamente frecuentaba para establecer la veracidad de los testimonios familiares. 

También hallamos unos computadores donde se evidencia que él tenía acceso a juegos de azar en línea”, añadió la oficial en esa cadena radial. 

Con el suicidio del hombre ya constatado (tenía 40 años), solamente resta confirmar la hipótesis del envenenamiento cuando se tenga el dictamen de la autopsia de la esposa (tenía 39 años), la mamá del sujeto (tenía 62) y los dos niños pequeños de 9 y 6 años, concluyó Caracol Radio.