Este miércoles, la Fiscalía General informó que consiguió que le dictaran una “medida de internamiento preventivo” a un menor de edad que identificó con las iniciales K.A.I.M.

El Juzgado Tercero Penal para Adolescentes, con funciones de control de garantías, tomó la decisión contra el adolescente, que fue aprehendido el lunes 30 de noviembre y no se allanó a los cargos imputados.

Según la entidad, el adolescente, del que no detalló la edad, es el presunto responsable de los delitos agravados de homicidio, desaparición forzada, acceso carnal violento y tortura.

La investigación está relacionada con la desaparición y muerte de un niño de 6 años, en el barrio Villatina de la capital antioqueña en agosto de 2019.

La Fiscalía estableció que los familiares de la víctima lo vieron con vida por última vez, el 6 de agosto del citado año. Diez días después el cadáver del menor fue hallado en zona boscosa del mismo sector de la Comuna 8 de Medellín, envuelto en una cobija y dentro de un costal. 

De acuerdo con los investigadores de la Fiscalía, el crimen estaría relacionado con un hurto cometido por varias personas y del cual habría sido testigo el niño asesinado.

El Instituto de Medicina Legal determinó que el menor también presentaba signos de tortura y de abuso sexual. Se determinó, además, que “la muerte se produjo por anoxia mecánica [falta casi total del oxígeno en un tejido]”.

Por los mismos hechos y delitos, el pasado 6 de noviembre de 2020, otro joven de 17 años fue “sancionado con 8 años de privación de la libertad”, que sí se allanó a los cargos “ante la contundencia del material probatorio”. Este joven había sido aprehendido por la Policía Nacional el pasado 10 de octubre.