Cuando le estaban practicando la cirugía (una hidrolipoclasia) en la clínica Cataño y Márquez en Bogotá, la mujer, oriunda de Arboletes, Antioquia, fue trasladada a la clínica Palermo, nororiente de la ciudad, informó Blu Radio, medio que informó que la joven laboraba en el área de prensa de la Auditoría General de la Nación. Sin embargo, Alerta Bogotá afirmó que Manrique trabajaba para la Contaduría General de la Nación.

Frente al fallecimiento de la mujer, Alejandro Mejía, director jurídico del centro estético, dio su versión a la emisora: “La paciente tuvo una complicación en cirugía y luego procedió a un traslado de institución de mayor nivel de complejidad, que es la clínica Palermo y allí estuvo bastante tiempo y fallece”.

Ante esto, Elí José Manrique, padre de la joven, comentó a la frecuencia radial que en el centro estético le informaron que su hija se estaba desangrando y por eso fue trasladada a la clínica Palermo.

“Allí le hacen la tomografía, arroja que hay perforaciones en los órganos”, afirmó Manrique a la emisora, y ahora espera un dictamen de Medicina Legal que esclarezca las causas de la muerte de su hija.

Por el momento se desconoce qué tipo de inconveniente ocurrió durante la cirugía y si la muerte de la joven tuvo que ver con un mal procedimiento u otro tipo de percance.