La víctima del mal procedimiento fue identificada como Wendy Alexandra Buesaquillo, una joven de 23 años, que falleció en una clínica ubicada en el barrio Cedritos, en el norte de Bogotá, informó El Espectador.

Después de que se confirmó la muerte de la mujer, madre de un un niño de 5 años, se dio a conocer que el médico que la operó tiene varias denuncias penales por otras deficientes cirugías estéticas, agregó el rotativo.

De igual forma, el medio destacó que el CTI de la Fiscalía, cuando fue a levantar el cuerpo, determinó que —al parecer— el lugar no tiene el registro de Cámara de Comercio para adelantar esas actividades.

El médico señalado, que fue identificado como Ignacio Soler, fue capturado y ya fue presentado a audiencia de imputación de cargos, reportó el diario.

Quería mantener todo en secreto

Tras su detención, al hombre y a dos enfermeras les imputaron el delito de homicidio culposo, destacó —por su parte— Blu Radio. 

Sin embargo, antes de la diligencia judicial, el médico le pidió a la familia de la mujer que no avisara a las autoridades sobre el fallecimiento agregó la frecuencia.

De hecho, esa emisora, citando a los allegados de la víctima, aseguró que Soler les pidió que guardaran silencio y “que todo se manejara a través de abogados”.