Según datos preliminares de la Registraduría, Ospina Gómez, de la Alianza Verde, será el alcalde que manejará las riendas de la capital vallecaucana en los próximos cuatro años con el respaldo de 197.182 votantes.

Esto, porque además de Ortiz (128.634) también derrotó a Alejandro Eder Garcés (92.311), tercero en la lista, por más de 100.000 votos, y a Antonio Rentería por más de 150.000.

De hecho, Roberto Ortiz se pronunció a través de Twitter sobre los resultados preliminares y dijo que aceptaba la derrota. “Mis mejores deseos para el nuevo alcalde”, escribió.

De Ospina se puede decir que tiene 54 años y que es médico de profesión, que fue senador de la República por la Alianza Verde entre 2014 y 2018, y que repite en la alcaldía de Cali luego de haber ejercido este cargo en el periodo de 2008 y 2011.

El hoy alcalde electo protagonizó, al finalizar su campaña, una huelga de hambre en protesta, según él, porque varios medios de comunicación y sus contradictores emprendieron una campaña de desprestigio en su contra basada en noticias falsas.

Por eso, Ospina instaló una carpa y citó a sus seguidores al centro de la capital, desde donde exigió garantías para afrontar la contienda electoral.

Ahora, el candidato pasó de aguantar hambre a devorarse en votos a sus rivales y a quedarse con el disputado cargo.