Iván Moreno Rojas se refirió a este tema en diálogo con el periodista Julio Sánchez Cristo, al que le dijo que está escribiendo un libro en el que contará toda su verdad sobre el desfalco millonario a los recursos de Bogotá, cuando su hermano, Samuel, era el alcalde de la ciudad.

Fue en ese capítulo en donde el recluso aprovechó para defenderse y para culpar a Gustavo Petro, pues él cree que todo fue una “estrategia” para sacarlos del escenario político y acabar con la aspiración que tenían de llegar a la presidencia.

“Tengo que decirle que detrás de esto hay un componente de aspiraciones y de política, y usted sabe que nosotros venimos de la familia del general Rojas (Pinilla) y en ese momento teníamos aspiraciones presidenciales, y ahí se quedó en una guerra jurídica con el procurador (Alejandro) Ordóñez y con el mismo Gustavo Petro, en colaboración con los Nule, y no solo nos sacaron, sino que nos acabaron la vida”, argumentó Moreno.

El exsenador dijo, en la conversación, que el presunto plan en su contra dio resultados: “Fíjese que la estrategia que ellos montaron les sirvió, porque el señor Ordóñez resultó reelegido, el señor Petro resultó alcalde de Bogotá y nosotros, presos. Esa es la nueva forma de quitarse los contrincantes en la política”.

En cuanto a este tema, hay que recordar que fueron las denuncias como las del senador Petro las que llevaron a investigar esta contratación, y que terminó con los dos hermanos Moreno presos y expulsados del Polo.

“Una asociación para delinquir muy poderosa de empresarios, políticos y funcionarios cuyo propósito de manera premeditada y a lo largo de toda la administración de Bogotá era usar la contratación para transferir recursos públicos hacia el enriquecimiento ilícito particular de unas cuantas personas”, fue de lo primero que dijo Petro, en 2011, en entrevista con El Espectador.

Moreno se atrevió a comparar el caso de su hermano y el suyo con el proceso al exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, y aseguró que de la contratación en Bogotá ellos no se robaron ni un peso. No obstante, para la Corte Suprema de Justicia los Moreno Rojas serían los principales responsables del descalabro de recursos.

Fue precisamente por eso que la Corte frenó la salida de Moreno de prisión, luego de que un juez le concediera el beneficio de casa por cárcel. El argumento del alto tribunal es que el exsenador tiene una cuenta pendiente por el contrato de las ambulancias, en donde se desviaron recursos y se hicieron “pagos indebidos a servidores públicos del Distrito y a particulares, por valor superior a los 6.000 millones de pesos, incluido el procesado y su hermano Samuel Moreno”.