El dolor y la impotencia que hoy viven sus padres lo contó Iván Moreno en entrevista con W Radio, este martes, en donde dijo que se “arrepiente” de varias cosas que han pasado, aunque asegura que él no se robó la plata de la contratación en la ciudad.

“Con la privación de la libertad de mi hermano y la mía, ha sido una situación muy dura para ellos, porque que han tenido que asumir toda la responsabilidad nuestra. Mi padre está oxigenodependiente en este momento, y tiene 98 años, y mi madre ya tiene más de 80 años, y aunque conserva la capacidad y la fortaleza usted entenderá lo que es eso para una mamá que ha tenido que sufrir tanto”, dijo Moreno, en diálogo con el periodista Julio Sánchez Cristo.

El exsenador también se refirió a la situación que vive su familia, y aseguró que lo más “triste” de todo es no estar con sus hijos y verlos crecer. También, porque “han sido víctimas de discriminación, y estuvimos buscando y en cinco colegios los rechazaron por ser hijos de Iván Moreno”.

“La situación familiar no puede ser peor”, agregó.

Al escuchar este relato de Moreno, con la voz casi entrecortada, Sánchez Cristo hizo una reflexión cuya conclusión fue: “Entiendo el sufrimiento, pero somos nosotros mismos los dueños de nuestros actos, aciertos y errores, y cuando llegamos a una edad parecida a la de nosotros pues se comienzan a hacer reflexiones sobre lo que hicimos y no debimos hacer”.

Luego de este momento, la conversación pasó del entorno familiar a un tema de justicia, y Moreno fue interrogado en la emisora por el descalabro a las finanzas de la ciudad que se dieron por medio del ‘carrusel de la contratación’, cuando su hermano era el alcalde, acto de corrupción por el que hoy los dos permanecen tras las rejas.

Nosotros no nos apropiamos de los recursos de Bogotá”, se defendió el exsenador, y dijo que le parece “una paradoja que todos los involucrados en el tema de la contratación en Bogotá ya están en libertad”, y que “los únicos” que siguen en la cárcel sean ellos dos.

“Escuchándolo uno, ¿usted quiere convencernos a nosotros de que usted y su hermano no hicieron nada, que son inocentes y no tienen responsabilidad en lo que ocurrió con el ‘carrusel de la contratación’?”, preguntó el periodista Félix de Bedout.

En respuesta, Moreno dijo que “este es un proceso que ha sido mediático, y un proceso donde se demuestra que es muy difícil defenderse en Colombia”, comentario con el que hizo referencia a una supuesta violación de sus derechos ante la justicia.

“La pregunta que se hacen en Bogotá es, ¿dónde está el dinero de los contratos?”, se preguntó el mismo Moreno, y luego respondió: “Todas las obras se hicieron y se ejecutaron correctamente”.

Esta entrevista se da días después de que la Corte Suprema de Justicia frenara la salida de Iván Moreno de la cárcel La Picota, luego de que un juez le otorgara el beneficio de casa por cárcel para que terminara de cumplir la condena, pues ya lleva cerca de 10 años tras las rejas.

El argumento de la Corte es que Moreno todavía tiene pendiente un proceso por delitos de “peculado e interés ilícito en la celebración del contrato de ambulancias para Bogotá”, que por eso le ordenó una medida de detención preventiva y que de quedar libre hay un “riesgo” alto de que se pueda fugar.