En la ceremonia de posesión de Barbosa, elegido por la Corte Suprema de Justicia para ocupar el cargo que dejó Néstor Humberto Martínez, Duque recordó que hace años conoce al nuevo fiscal (estudiaron juntos en la Universidad Sergio Arboleda), y aseguró que es un hombre “de inmensas condiciones éticas y humanas”.

El presidente destacó los trabajos que Barbosa, al que calificó como un “pionero en los estudios del derecho en los Derechos Humanos de Colombia”, ha hecho en diferentes ramas de esa profesión y dio a conocer un logro que el ahora fiscal alcanzó cuando era estudiante.

“También quiero destacar su vocación de intelectual porque, hace muchos años, —siendo usted tan solo un estudiante—, publicaba su primera novela. Sé que habla poco de eso, pero siempre es buena tenerla de referencia porque quien ama las letras, y ama el humanismo, tiene condición humana”, dijo Duque, mientras Barbosa sonreía apenado.

Asimismo, Duque le pidió al nuevo fiscal “trabajar en los territorios y no en los escritorios”, ser contundente con las investigaciones para desarticular estructuras criminales y trabajar armónicamente con la Fuerza Pública para que no haya una “justicia de espectáculo”, sino una efectiva.

Barbosa, por su parte, se comprometió a luchar contra los crímenes de líderes sociales, la corrupción, el narcotráfico y las estructuras criminales; y aseguró que iba a trabajar armónicamente con la Jurisdicción Especial para la Paz.