En total, dice Blu Radio, fueron unas 150 personas, entre estudiantes y médicos de la universidad, los que tuvieron que ser trasladados a seis clínicas de Cali, debido a la intoxicación masiva que se habría presentado por algunos pasabocas en mal estado.

En el evento de la Universidad, los afectados celebraran 10 años de la facultad de medicina y ahí se repartieron pinchos de pollo y chorizo que, al parecer, no estaban en buen estado y fueron los que les habrían causado el malestar, señaló la emisora.

De acuerdo con el secretario de Salud de Cali, Nelson Sinisterra, consultado por el medio, “los pacientes llegaron con fiebre, dolor abdominal, mareos, náuseas, vómitos y diarrea”. Todos ingresaron por urgencias e incluso, dice el País de Cali, se habría colapsado esa área de la Fundación Valle del Lili.

Todos los afectados, aseguró Sinisterra en Blu Radio, fueron atendidos de manera prioritaria y, por ahora, no se presentan complicaciones graves en ninguno de los pacientes.

La Secretaría de Salud de Cali, indicó la frecuencia radial, visitará al proveedor de los alimentos con los que se habrían intoxicado los futuros galenos, para verificar el estado de los mismos.

Icesi se comunicó con Pulzo e informó que “un equipo especializado en inocuidad alimentaria adelanta la investigación con los más altos estándares internacionales y la supervisión de la Secretaria de Salud de Cali”. Además, se comprometió a difundir los resultados de dichas indagaciones, una vez los obtengan.