“Pudimos incautar más de una tonelada de medicamentos, cerca de un millón de unidades, que se vendían por internet y por redes sociales como suplementos y anabólicos para aumentar masa muscular o perder grasa corporal”, informó el fiscal general, Francisco Barbosa.

El funcionario agregó que en las diligencias también fue incautada otra tonelada de “insumos, maquinaria, cajas y otros elementos utilizados para alterar los medicamentos y darles apariencia de auténticos“.

Entre lo que decomisaron las autoridades hay suplementos y esteroides anabólicos; hormonas usadas para el crecimiento de niños; tratamientos para el cáncer de mama y la anemia; medicinas para el desarrollo sexual, la fertilidad o reproducción asistida, y productos veterinarios.

Además fueron detenidas 10 personas, entre ellas Alison Danilo Angarita Rincón, Édgar Motta Villamizar y Oscar Yordine Albarracín Blanco, acusados por las autoridades de ser los líderes de la red que comercializaba estos productos.

“En las próximas horas se les imputarán varios delitos como corrupción de alimentos y productos médicos; usurpación de derechos de propiedad industrial y, por supuesto, concierto para delinquir“, añadió Barbosa.

Medicamentos falsos decomisados tenían hasta cemento y cal

El jefe del ente acusador señaló que esta red “podría haber afectado a más de 10.000 colombianos” que podrían tener consecuencias graves de salud.

Noticias Caracol consultó con un perito de multinacionales farmacéuticas quien aseguró que muchos de los clientes de los delincuentes terminaron en el hospital con graves desequilibrios hormonales y afecciones de salud:

“Las personas que consumían estos medicamentos comenzaron a presentar reacciones adversas, a presentar varios tumores, algunos de los hombres estaban desarrollando senos y también les estaban saliendo forúnculos”, detalló.

Según la investigación de las autoridades, los criminales utilizaban maniobras ilegales para obtener, alterar o falsificar los medicamentos. Por ejemplo, en algunos casos mezclaron diferentes tratamientos hormonales para el crecimiento infantil con productos veterinarios usados para acelerar el desarrollo del ganado.

Estas combinaciones, a las que en ocasiones les aplicaban productos de cocina como harina o aceite de oliva, pero también cemento o cal para mejorar su apariencia, era presentadas luego como suplemento alimenticio, vitaminas o esteroides.

Igualmente, detalló la Fiscalía, algunos medicamentos de contrabando vencidos ingresaron a Colombia por la frontera con Venezuela y luego les modificaron los lotes, fechas de caducidad y otros registros para poder venderlos.