Los detenidos fueron presentados ante el juzgado 72 de garantías de Paloquemao, en la capital, donde se lleva a cabo la audiencia en la que la Fiscalía pedirá medida de aseguramiento para los infractores, señaló Blu Radio.

Rubén Berrocal, abogado defensor, trató de excusar a los detenidos con el argumento de que ellos se querían “sentirse libres dentro de una opresión tan violenta como es una pandemia,que genera tantos desequilibrios”.

“[Se reunieron] No para propagar el COVID. No, su señoría. Fue para simplemente, entre ellos mismos y a sitio cerrado, en un hotel… En un hotel se encerraron y empezaron a consumir alcohol, a bailar, a cantar, a sentirse libres”, dijo el jurista, en una declaración reproducida por la emisora.

Los fiesteros llevaban 3 días de rumba, desde el pasado viernes, y cada día se sumaban más personas a esta reunión ilegal, donde supuestamente funciona una casa-hotel, informó Noticias Caracol.

Por esta infracción, que viola la medida de aislamiento que ordenó el presidente Iván Duque por la emergencia del coronavirus, los detenidos podrían ser multados y hasta condenados a 8 años de prisión. 

Usaquén es una de las localidades con más infectados por el COVID-19. De acuerdo con el Observatorio de Salud de Bogotá, la localidad ya reporta más de 230 casos; por encima solo está Suba.