Además de la mansión, de 28.000 millones de pesos, el ente acusador comunicó que le impone “medidas cautelares de embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo” a 2 lotes, una casa, un apartamento y tres garajes de Saab. 

Según la Fiscalía, las propiedades que expropiará están a nombre de una sociedad “que habría servido de fachada para ocultar los dineros obtenidos por Alex Saab” por medio de una empresa con la que hizo “importaciones y exportaciones ficticias que representaron pérdidas al Estado colombiano”.

En ese sentido, la institución investiga al empresario por “lavado de activos, concierto para delinquir, enriquecimiento ilícito, exportación y/o importaciones ficticias, y estafa”.

Contra Saab hay vigente una “circular azul” de Interpol, destinada a localizarlo, identificarlo y obtener información sobre esa persona para una investigación criminal.

“Esta persona es señalada por las agencias internacionales de ser un testaferro de Nicolás Maduro y encabezar un esquema de corrupción que, en Venezuela, se apoderó de recursos millonarios destinados a la compra de alimentos y mercados que llegaron a precios superiores y descompuestos”, precisó hoy la Fiscalía colombiana.