Se fundamenta también en el hecho de que Martínez, que renunció este miércoles por la decisión de la Jurisdicción Especial Para la Paz (JEP), enfrentó en los casi tres años en el cargo escándalos como el de la corruptora brasileña Odebrecht.

Diversos sectores le han cobrado que haya sido abogado del conglomerado empresarial de Luis Carlos Sarmiento Angulo, el hombre más rico de Colombia.

Como fiscal (fue elegido para un periodo de cuatro años que comenzó el  primero de agosto de 2016 y que dejó inconcluso al renunciar este miércoles) tuvo que ocuparse de casos espinosos como la corrupción de Odebrecht.

Pese a que durante su gestión la Fiscalía ordenó la detención de varios políticos que luego fueron condenados por recibir sobornos de Odebrecht, sus críticos cuestionan su imparcialidad, pues lo acusan de blindar a sus antiguos patrones, ya que una de las empresas implicadas en el escándalo es Corficolombiana, de propiedad de la familia Sarmiento Angulo.

Hace unos meses, Martínez fue blanco de protestas de ciudadanos que exigían su renuncia, descontentos con su actuación en el caso Odebrecht, y también en el de ‘Santrich’, cuya extradición defendió hasta último momento.

La indignación por el caso Odebrecht cobró fuerza en noviembre de 2018 cuando Noticias Uno emitió una entrevista grabada tres meses antes con el ingeniero Jorge Enrique Pizano, testigo clave en la trama de corrupción, en la cual aseguró que el fiscal conocía desde 2015, cuando era abogado del grupo de Sarmiento Angulo, las irregularidades de las que fue acusado.

Pizano falleció el 8 de noviembre pasado de un paro cardiaco y tres días después murió su hijo Alejandro, luego de beber una botella de agua que encontró en el escritorio de su padre y que contenía cianuro.

En otro caso, el abogado Álex Vernot, defensor de Carlos Mattos, expresidente de Hyundai Colombia, denunció penalmente a Martínez por obstrucción de la justicia.

Según Vernot, Martínez omitió información importante para el caso de corrupción que se le sigue a Mattos, fugado a España, a quien asesoró jurídicamente en 2015.

En la denuncia se indicó que el fiscal solo se declaró impedido para investigar al empresario luego de 21 meses de abierto el proceso contra Mattos, acusado de sobornar a jueces para que fallaran a su favor en una millonaria demanda contra la coreana Hyundai Motor Company.

Su gestión también fue salpicada por el nombramiento, en octubre de 2016, como fiscal anticorrupción de Luis Gustavo Moreno, que en mayo del año pasado fue extraditado a Estados Unidos y condenado por recibir miles de dólares en sobornos de un político colombiano investigado.

Como fiscal, Martínez apoyó a la justicia de Estados Unidos en el pedido de extradición de ‘Santrich’, solicitado por narcotráfico, pero la decisión de la JEP de rechazarlo precipitó su renuncia este miércoles.

Las hipótesis de la oposición

Con base en esas consideraciones, varios parlamentarios adujeron que la renuncia de Martínez a la Fiscalía tiene motivaciones diferentes a la decisión de la JEP.

Uno de los principales detractores de Martínez, el senador Gustavo Petro, de la Colombia Humana, sostuvo que la renuncia del fiscal, a quien califica de “corrupto”, “es una excelente noticia”. También dijo en Twitter: “Ojalá Duque y la Corte Suprema no nos pongan otro corrupto. Se va el fiscal de Odebrecht/Sarmiento. Terrible historia escribió en la historia de las instituciones de la Justicia”.

Antonio Sanguino, Senador de la Alianza Verde, dijo en Noticias Caracol: “Me pregunto si la verdadera razón de su renuncia es el caso ‘Santrich’ o son los otros asuntos que han comprometido una discusión muy importante en la sociedad colombiana respecto al fiscal y al comportamiento de la Fiscalía”.

Por su parte, el senador del Polo Democrático Iván Cepeda aseguró en el mismo medio que “lo que están preparando los señores del Centro Democrático es una supuesta crisis institucional para abrirle paso a la destrucción, la demolición de las cortes. Lo que está detrás de este anuncio de Néstor Humberto Martínez no es solamente una fuga de responsabilidad por parte de él, sino también el espacio que se quiere crear para intentar derrotar a las cortes como no lo han podido hacer en derecho”.

Victoria Sandino,  senadora de la Farc, sostuvo en ese informativo que “lo más seguro” es que el fiscal está, “con esta crisis, huyendo a las investigaciones que se le vienen encima y que hasta el momento no han prosperado”.

Para Guillermo García Realphe, senador del Partido Liberal, “hubo una reacción desproporcionada”, del fiscal al renunciar, y aseguró que, peso a eso, “la justicia en Colombia está operando”. En tanto, Rodrigo Lara, senador de Cambio Radical, advirtió en el mismo medio que “esta situación no debe aprovecharse para crear un caos institucional, ni puede utilizarse para apelar, de manera oportunista, a un cambio del orden constitucional”.