En el terminal de transportes de Ibagué se vivió una situación inédita. Un hombre que estaba caminando por el lugar se infartó y cayó desplomado en el piso. Dicho sujeto era Harold Vásquez, un barranquillero que había estado por unos días en la capital del departamento del Tolima e iba a tomar su bus de regreso a casa.

Cámaras de seguridad de el terminal registraron el momento exacto en el que Vásquez perdió el conocimiento y lo que sucedió después. Patrulleros que estaban cerca del lugar tomaron cartas en el asunto apenas se dieron cuenta del percance de salud que estaba teniendo el ciudadano y llamaron al subcomisario César Augusto Narváez Correa, quien a la postre le salvó la vida al señor.

Narváez puso en práctica sus conocimientos en primeros auxilios y llevó a cabo trabajos de reanimación cardiopulmonar que fueron determinantes para que Vásquez no muriera. Los policías notaron que el barranquillero no tenía pulso, pero luego de la intervención del subcomisario, el hombre recuperó la respiración y los signos vitales.

Después de que lograran salvarle la vida, Vásquez fue trasladado a una clínica de Ibagué, en la que los médicos lo atendieron más a fondo y lo estabilizaron por completo.

Horas después de protagonizar esa tensa situación en la terminal de transportes ibaguereña, el ciudadano barranquillero volvió al lugar para agradecerles personalmente a los agentes que lo socorrieron y se convirtieron en, cómo él mismo lo dijo, “ángeles” que lo mantuvieron con vida.

El subcomisario Narváez se vistió de héroe, y lo que hizo con el barranquillero confirma su elogiada trayectoria por la Policía Nacional. El diario El Heraldo conoció que el agente ingresó a esa institución hace unos 27 años y durante este tiempo ha recibido unas 50 felicitaciones en su hoja de vida y más de 10 condecoraciones.

Hombre se infartó en terminal de transportes de Ibagué

A continuación, el video del momento exacto en el que el ciudadano barranquillero se desploma y empieza a ser atendido por los presentes en el lugar: