El individuo, identificado como Claudio Pompeyo, le habría disparado al joven después de atacar a su mamá y pegarle a su hermanito (de 12 años), en medio de una discusión por el cobro del arriendo de un local, informó Noticias Caracol. 

Yo comencé pagando 200.000 pesos por el local. Como se fueron otros inquilinos, él quería que yo le pagara un millón, quería que le cubriera la deuda de ellos; yo desocupé y desde ahí comenzó con las agresiones verbales y las morbosidades”, afirmó, en ese canal, Angela Pedraza, madre del fallecido.

En medio de uno de los ataques del sujeto, los hijos de la mujer llegaron para auxiliarla y fue en ese momento cuando este sacó una pistola y le disparó al joven de 23 años en el pecho, indicó el noticiero. 

Gracias a los vecinos del sector, el hombre fue capturado por la Policía y presentado ante un juzgado, donde aceptó los cargos. Sin embargo, cuando lo tenían en custodia para enviarlo a la cárcel, el individuo se voló, apuntó la información. 

Él aceptó los cargos y fue llevado a la estación. Ahí aprovechó, pidió ir al baño y se fugó. Estamos haciendo una investigación interna para establecer la responsabilidad de los custodios”, indicó el coronel Necton Lincon Borja, comandante operativo de la Policía de Bogotá, en diálogo con ese canal. 

El coronel Borja finalizó asegurando, en Noticias Caracol, que ya se estableció un equipo de trabajo para lograr la recaptura de Pompeyo y así finalmente trasladarlo a un centro carcelario.